UN ACCIDENTE NO SIEMPRE ES UN ACCIDENTE...Conducir alcoholizado...NO ES UN ACCIDENTE...Violar la prioridad de paso peatonal...NO ES UN ACCIDENTE...Superar la velocidad permitida...NO ES UN ACCIDENTE...Violar la luz roja....NO ES UN ACCIDENTE...Burlar las leyes de tránsito...NO ES UN ACCIDENTE...Un accidente CASI NUNCA es un accidente...


Datos personales

Mi foto
Nuestra Asociación tiene como objetivo realizar acciones con prácticas sustentables que reduzcan la inseguridad vial y las violencias conexas a ella. Queremos motivar la toma de conciencia ciudadana e impulsar una agenda de prioridades en los órganos de decisión pública.

martes, 27 de septiembre de 2016

ALCOHOL AL VOLANTE ES PENALIZADO CON ARRESTO II


video


-Ema Cibotti: El doctor Federico Villalba Díaz, titular de la Fiscalía Nº 38 del Fuero Penal Contravencional y de Faltas de la Ciudad de Buenos Aires, acaba de aplicar hace unos días una medida de arresto en un caso de alcoholemia: 10 días de arresto para que la persona, el conductor, cumpla con la pena. Doctor, usted, ¿en qué legislación se apoya para hacer esto?

-Dr. Federico Villalba Díaz: El conducir un vehículo con ingesta de alcohol por fuera de los límites autorizados es una conducta que está prevista en el Código Contravencional.

-EC: Exactamente.

-Dr. FVD: El Código Contravencional rige exclusivamente en el ejido de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, y está previsto en un artículo, que es el 111 y que se complementa con la Ley de Tránsito que es la que establece los máximos tolerables para el consumo.

-EC: Efectivamente, la Ley Nacional de Tránsito votada en el año 1994, Ley 24.449, es –si ustedes quieren-  el paraguas legal que hay en el país para que después cada municipio pueda redactar su código específico. Pero además, está la Ley Nacional de Tránsito que d alguna manera fue el paraguas general, porque leo en esta ley, en la 24.449, que en el Artículo 86 se prevé el arresto, y dice: “Se prevé el arresto sólo en los siguientes casos: por conducir en estado de intoxicación alcohólica o por estupefacientes” y después de decirlo, señala cual es el dosaje de alcohol en sangre que se mide para aplicarla, que es siempre el doble de lo que se permite.  O sea que habría para todo el país un articulado legal que permitiría que se aplicara esta legislación de acuerdo a los códigos de cada municipio, ¿verdad?

-Dr. FVD: Claro, pero tenga en cuenta que la Ley Nacional de Tránsito es del año en que todavía la ciudad de Buenos Aires era un territorio nacional. Todas las provincias tienen que adherir bien directamente o pueden adecuar –que de hecho lo hacen prácticamente todas- su legislación a la nacional. El tema de la pena de arresto está, digamos, incorporada en nuestro ejido de la ciudad de Buenos Aires en el Código Contravencional, que es la pena máxima para una contravención.

-EC: Sabíamos que ya existía la Cárcel de Faltas en la Ciudad de Buenos Aires y que había sido rehabilitada en Pompeya y que comenzaban a caer los casos de flagrancia sobre todo pero nos impresionó mucho este caso porque, además, usted pidió –y la jueza se lo concedió- la aplicación de la pena máxima.

-Dr. FVD: Este fallo es importante primero porque creo que fue una sanción adecuada. Y yo creo que a la larga o a la corta, esta persona va a estar muy agradecida con la Policía que lo paró porque yo creo que, de haber seguido conduciendo en esas condiciones, no tendría que cumplimentar con ninguna pena porque, digamos, las penas son para las personas vivas solamente.

-EC: Claro, se hubiera muerto. Tal cual.

-Dr. FVD: Yo creo que estos casos hay que difundirlos porque podemos dar un mensaje claro a la ciudadanía diciendo no solamente el peligro que corre uno mismo cuando está al volante bajo los efectos del alcohol o estupefacientes sino de los terceros.

-EC: El pedido que usted hizo y la aplicación de la sanción de la jueza hacen girar la rueda de la Justicia, alejan la sensación de indefensión de cualquier usuario de la vía, la sensación de impotencia de aquel que, además, ha sufrido lesiones o la muerte de un familiar. Por eso también es tan importante esto. Muy gustosos de darle aire a una noticia como esta, porque la verdad es que necesitamos que la Justicia funcione en el país en todos los niveles. Y ustedes, de alguna manera, han mostrado una forma de hacerlo bien. Lo felicitamos realmente.

-Dr. FVD: Muchas gracias. Soy uno más del sistema nomás.   

-EC: El doctor Federico Villalba Díaz, titular de la Fiscalía Nº 38 del Fuero Penal Contravencional y de Faltas de la Ciudad de Buenos Aires pidió, efectivamente, una sanción que para nosotros es ejemplar: 10 días de arresto es la pena máxima para un conductor que había superado enormemente los niveles permitidos, y, como todo conductor con licencia profesional, está obligado a conducir con cero alcohol al volante, y tenía 2,6 gramos de alcohol en sangre. 








domingo, 25 de septiembre de 2016

EL ALCOHOL AL VOLANTE RECIBE PENAS DE ARRESTO


video


-Ema Cibotti: El doctor Federico Villalba Díaz es el titular de la Fiscalía Nº38 del Fuero Contravencional y de Faltas de la Ciudad de Buenos Aires, que acaba de aplicar hace unos días una medida de arresto en un caso de alcoholemia. 10 días de arresto para que la persona, el conductor, cumpla con la pena. Doctor Villalba Díaz, ¿qué pasó, cómo fue y cómo se llegó a esta sanción?

-Dr. Federico Villalba Díaz: Nosotros tenemos muchos casos de alcoholemia, que normalmente son los que se detectan en los puestos de control del Gobierno. Normalmente son casos que van desde los 0,60 hasta 1,20; 1,40 ó 1,50. Este es un caso excepcional en cuanto a la cantidad: era de 2,60.

-EC: Sí, impresionante…

-Dr. FVD: O sea, 2,60 gramos de alcohol por litro de sangre son el equivalente a dos litros y medio de vino, 8 litros de cerveza.

-EC: Y esto en un conductor que tenía que tener cero alcohol porque era un conductor de servicio público, en este caso, de taxi, ¿verdad?

-Dr. FVD: El caso fue dirigido en ese sentido. No pude probar en juicio que el taxista estuviera trabajando en ese momento, y lo sorprendente es que aun así la jueza entendió la gravedad del hecho y aplicó la pena máxima que fue solicitada por mí. Fue un caso que ocurrió a la noche pero fue detenido por la Policía en la vereda. Y como es un conductor de taxi -independientemente de que estuviera trabajando o no- que tiene licencia profesional, no tiene excusa como para ampararse en que “no sabía que no se podía tomar” o ampararse en un estado de inimputabilidad porque “no comprendía la criminalidad del hecho”.

-EC: Doctor, lo quiero interrumpir simplemente para decirle que hay provincias –usted lo debe saber muy bien- desde las cuales los familiares nos llaman y nos dicen atropelló y mató a mi hijo alcoholizado al volante, y nos dicen que el alcohol al volante es un atenuante.

-Dr. FVD: Es que justamente ese es el argumento contra el que nosotros luchamos para que no se incorpore dentro de la Jurisprudencia. Que el alcohol sea un atenuante no está escrito en ninguna ley. Son construcciones jurisprudenciales y fallos que algunos jueces entienden que no tuvieron la noción de la gravedad del hecho, pero las personas que se someten a este grado de inconsciencia por la ingesta de alcohol, ya ese primer hecho es uno por el cual debería que ser sancionado.

-EC: ¿Qué tipo de penalidades piden ustedes en general en los casos de alcoholemia que encuentran en la ciudad? ¿Multas? ¿Qué es lo más común?

-Dr. FVD: o más común es lo que se llama “la suspensión de juicio a prueba”, digamos. Lo común también es que son casos mucho más leves. Digamos, si yo hablo de aplicar una probation a alguien que ha consumido 0,7 que son, digamos, 2 vasos grandes de cerveza, no es lo mismo a alguien que se haya tomado el equivalente a dos litros de vino.

-EC: No, por supuesto que no.

-Dr. FVD: Normalmente también pueden ser la realización de cursos o abstenciones de conducir por un tiempo determinado, o tal vez hacer un donativo, hay distintas variantes.

-EC: ¿Usted nota que la persona que cae en probation a partir de un hecho de alcoholemia cambia su comportamiento?

-Dr. FVD: Mire, yo creo que sí. No conozco ningún caso que haya sucedido. Yo entiendo que la persona que lo cumple toma dimensión de lo que ha hecho. Muchos países están en la tendencia, justamente, de incorporarse al sistema de tolerancia cero. En lo particular, yo creo que esa es la línea que tenemos que seguir y creo, además, aún con la tolerancia cero van a haber muchos menos casos. Ya la Sociedad va a estar preparada para decir miren, queremos asumir un costo mínimo que es no tomar cuando conducimos.

-EC: Doctor, la verdad es que estamos muy gustosos de darle aire a una noticia como esta porque la verdad es que necesitamos que la Justicia funcione en el país en todos los niveles. Y ustedes, de alguna manera, han mostrado una forma de hacerlo bien. Lo felicitamos realmente.

-Dr. FVD: Le agradezco sus comentarios, un gusto y a sus órdenes como siempre.      




martes, 6 de septiembre de 2016

LUCHA Y BIBLIOTECA PARA VENCER LA VIOLENCIA VIAL LA INICIATIVA DE UNA MADRE CORAJE

video


Miguel Torres y Silvia Riedel, Una biblioteca en homenaje a Martín.

-Ema Cibotti: Quiero que Silvia cuente, junto con Miguel, que sueños tienen con esa biblioteca que va a llevar el nombre del hijo de ustedes, Martín Torres Riedel.

-Silvia: Yo, cuando mi hijo, lo tuve ahí presente que ya estaba sin vida, le dije “hijo, voy a dejar tu nombre bien alto. No es que te quedaste acá”. Y eso es lo que estoy haciendo. Que trascienda como una biblioteca o como estamos haciendo acá con Fernando, que estamos poniendo las estrellas amarillas en todo Quilmes.

-EC: ¿Qué libros te gustaría que leyeran las personas que van a ir a esa biblioteca?

-Silvia: Primero, lo que estamos haciendo con todos los jóvenes que usted dice: yo les dije que voy a escribir el libro de Martín. Pero yo de él se la vida, no se los acontecimientos ni las anécdotas. Así que cada uno está escribiendo una anécdota y en algún momento, ese libro se va a terminar, porque es lo que va aquedar en la biblioteca para que otros sepan quien era Martín. Quien era ese chico por el cual tanto luchamos. También pusimos un área de lectura para los más chiquitos, por que no empezar reflexionando y haciéndole saber de sus derechos, y que las cosas pueden cambiar. Luchando, las cosas pueden cambiar.

-EC: Quiero que vuelvan a recordar el lugar de este acontecimiento que se va a hacer este 7 de septiembre…

-Silvia: … el día de su cumpleaños 27, es en la Sociedad de Fomento Ramón Elizondo, la calle 390 número 3140 de Quilmes Oeste. Es a las 17 horas y más o menos a las 19 horas vamos a hacer una suelta de globos.

-Fernando R Cáceres: Yo he venido con algo que es un símbolo: esto que tengo aquí es un atrapa sueños que voy a poner en manos de Ema, y esto ha sido escrito por los chicos de las escuelas. A todos los chicos les pedimos que en una manito nos coloquen una leyenda contra la violencia. Este es un chico de una de las escuelas secundarias en donde damos una de las tantas charlas.

-EC: “Que no haya violencia, que no se sufra más, y que no haya más víctimas por violencia. Que seamos libres, y que haya opinión personal”. ¿De qué edad es este chico?

-Miguel: Tiene 14, 15 años.  

miércoles, 31 de agosto de 2016

BORRADOR DE TRABAJO PARA UNA LEY PENAL VIAL : ESTUDIAR, DEBATIR, ACORDAR



ACTIVVAS DIFUNDE:

BORRADOR de trabajo de la Agencia Nacional de Seguridad Vial, para redactar un proyecto penal, presentado por el Dr. César Rosenstein durante el Plenario del Comité Consultivo realizado el viernes 19 de agosto 2016.

Lo desgrabamos y editamos sin cambiar nada y con autorización de César Rosenstein para que circule, haya debate y se elaboren propuestas.

“Buenos días a todos y a todas. Yo les voy a contar un poco, como dijo Carlos [Carlos Pérez, Director de la ANSV], que es lo que nosotros venimos trabajando en la Agencia respecto de estos temas. Un poco, la demanda que vienen haciendo las asociaciones es la que nosotros estamos cumpliendo en esta instancia. Este es el primer proyecto borrador preliminar que estamos empezando a idear, con lo cual no es un producto acabado lo que estamos presentando para que se consensúe por sí o por no, sino que es el primer borrador que les presentamos a ustedes para trabajar en conjunto. Entonces, la demanda de que lo hagamos participativo la estamos cumpliendo ahora. No es un proyecto cerrado. Carlos lo explicó, es una conjunción de distintas propuestas. Les quiero marcar tres puntos centrales de mi presentación, que es un poco lo que guía nuestra propuesta. La primera: nosotros tenemos el mandato del ministro de Transporte Dietrich de que el homicidio doloso producido por la conducción de un automotor y con ciertos agravantes tenga una escala de pena mínima superior a los 3 años para que sea de cumplimiento efectivo y también como juega la posibilidad de excarcelación. Ese es el primer punto. Que tengo entendido que es uno de los reclamos de las asociaciones de familiares de víctimas. Segundo, no en orden de importancia pero segundo: estamos proponiendo una reforma de la ley 24.449 nacional de Tránsito respecto de la inhabilitación para conducir para los conductores que lo hagan con intoxicación alcohólica para trabajar no sólo la cuestión penal sino también la cuestión de prevención desde el punto de vista administrativo porque es un conjunto, es un sistema integral que no es simplemente ley penal o normativa administrativa. Y tercero, y en todo lo que veamos por supuesto pueden haber cuestionamientos incluso de índole constitucional. Algunas infracciones que hoy son meramente administrativas, las estamos trasladando al sistema penal porque creemos que son aquellas faltas graves que merecen una punición penal y no simplemente en sede administrativa. Como les decía, les voy a contar un poco el proyecto de inhabilitación para conducir y la modificación del Código Penal.

Nuestra propuesta es que para los casos de conductores que conduzcan con intoxicación alcohólica en conjunto con la aplicación de una multa se los inhabilite de manera obligatoria para conducir con una escala proporcional en base a la graduación alcohólica que tenga en sangre, de 6 meses para quien conduzca con una alcoholemia de entre 500 mg. Por litro de sangre, que como saben, es el umbral legal hoy día. Bueno, no para motos y no para conductores profesionales ni de carga pero diríamos el umbral mayoritario, le fijamos una escala proporcional a mayor gravedad en la infracción de la norma y de mayor alejamiento de la sujeción a la norma, lo vamos agravando. Entonces, después, de 12 meses para quien conduzca con una alcoholemia superior a 1 mg o hasta 1500, y de 18 meses para quien conduzca con una alcoholemia superior a 1500 mg por litro de sangre. Esto es en conjunto con la aplicación a la multa pecuniaria.

Luego, para armonizarlo con el sistema de reincidencia que tiene la Ley Nacional de Tránsito, proponemos también un esquema muy sencillo de reincidencias. Ustedes saben que en materia penal la reincidencia es muy debatida sobre si cumple con el requisito de ne bis in idem de no doble punición porque si ya se sancionó a una persona y cumplió esa pena, la reincidencia vendría a ser una doble sanción, pero bueno, eso es en materia penal. En materia administrativa es un poco más sencillo. Nuevamente, para los casos de reincidencia en la conducción con tasa de alcohol en sangre, agravamos la reincidencia. Para el primer caso de reincidencia, ustedes saben, para las faltas leves tiene que ser dentro del año la reincidencia, la ocurrencia del segundo hecho, para la falta grave es de dos años. Entonces, esto es para las faltas graves porque conducir bajo los efectos de intoxicación alcohólica es una falta grave en la Ley de Nacional de Tránsito. Para el primer caso de reincidencia, se duplica el plazo de inhabilitación, para el segundo caso de reincidencia se lo triplica. Y una sanción administrativa bastante severa para el caso de la tercera reincidencia, se lo inhabilita para conducir por 10 años, que es un plazo por demás extenso.

Como les decía, nosotros estamos planteando un sistema que conjugue la cuestión administrativa con la cuestión penal. Nosotros, el texto del proyecto lo tenemos trabajado, hay algunas cuestiones, sobre todo de escala penal, como tenemos en  6 meses a 8 años diversos delitos distintos y uno tiene que ver que las escalas se correspondan entre los delitos que estamos trabajando y todo el resto del sistema que conforma el Código. Entonces, hay algunas escalas que aún podemos llegar a modificar para intentar componerlas unas con otras, si son 6 meses más, 6 meses menos, para que tengan, por supuesto, una unicidad. Entonces, hay algunos pequeños ajustes que estamos trabajando para que tenga algún sentido lógico la punición de las distintas acciones.

Homicidio culposo no mediante la conducción de un automotor, subimos un poquito la pena, que era de 6 meses, la subimos a un año para homicidio culposo, sin automotor, y éste me parece que es el eje central de nuestro trabajo, incorporamos un artículo 84 bis para los homicidios con automotor. El primer párrafo sin agravantes, entonces el primero de 2 a 5 años, inhabilitación especial por 5 a 10 años, que es más del doble la inhabilitación que la pena de prisión para, bueno, los casos de homicidio con vehículo automotor. Esto es lo central. El segundo párrafo, elevamos el mínimo de la sanción para los casos de homicidio mediante conducción de un automotor con una serie de agravantes que vamos a detallar. Es extenso, una casuística por demás detallada. El primero de los casos, si el conductor se diera a la fuga o no intentase socorrer a la víctima –notarán que no incluimos abandono de persona porque hay una cuestión sobre si en el ejido urbano había una persona al lado para atenderlo, si, bueno, ustedes conocen el caso- pero entonces, salvamos un poco la polémica sobre el abandono de persona, si fueron otros a socorrerlo, entonces no se configura el tipo penal y demás- si el conductor estuviese bajo los efectos de estupefacientes, si el conductor estuviera con un nivel  de alcoholemia superior en 500 mg por litro de sangre en exceso al permitido.

Entonces, ¿cómo juega esto? ustedes saben que hay tres umbrales: 0 para los conductores profesionales; 0,2 para las motocicletas y 0,5 para el resto de los mortales. Entonces, acá lo que decimos es 500 mg por encima del límite que tiene cada uno. Así, nos queda 500 para los profesionales; 0,7 para los motociclistas y 1 para los conductores. Esto ya lo sabemos: para los que conduzcan con menos de este umbral de alcoholemia, no estamos despenalizando. Simplemente, mantenemos el esquema anterior de que la pena tiene un mínimo que la hace excarcelable, que puede no ser de cumplimiento efectivo, entonces, nosotros cuando estábamos trabajando pensamos “bueno, pero todo lo que estamos dejando afuera…” no estamos dejando nada afuera. Simplemente, no cruzamos el umbral de que no pueda ser de cumplimiento en una pena en suspenso y demás.

Otro de los agravantes es el exceso de velocidad; también hacemos una pequeña escala. El exceso de 30 kilómetros por hora o más en zona urbana, que depende si es calle, avenida, 40, 60, 70 en la ciudad de Buenos Aires en algunas trazas. 40 kilómetros en zona rural, sin autopista o autopista, y 20 para las encrucijadas que no tengan semáforo o que en esa bocacalle o cuadra haya una escuela, un establecimiento escolar.

Otro de los agravantes es si el conductor condujese estando inhabilitado para hacerlo. Ahí discutimos un poco sobre si es alguien que nunca obtuvo su licencia y conduce igual o si es alguien que la tuvo y la tiene vencida o no está conduciendo un vehículo de la clase para la que está habilitado, y otras cuestiones marginales más. Si se condujere violando la señalización del semáforo, bueno, en contramano el sentido de circulación vehicular establecido en la señalización. Después vamos a hablar de picadas cuando se den las circunstancias previstas en el artículo 208 bis, que es un artículo que creamos. Hoy en día es el 193. nosotros proponemos derogarlo e incluirlo más adelante, en el caso de picadas, quien lo permita y quien ponga a disposición el vehículo, quien organice, sin contar, por supuesto, con la autorización de la autoridad competente, etcétera. Lo que no va con culpa temeraria. Por supuesto, esta definición de cuando es conducción temeraria, cuando culpa temeraria o no es más a discreción del Poder Judicial, de los jueces.

Se entiende por culpa temeraria a quien lo haga sin tomar los más mínimos recaudos, de cuidado en la conducción. No hay mucha duda ni polémica. Hay dos casos que nosotros igual en la casuística ya los habíamos desarrollado pero que quien conduce con un exceso de velocidad o con intoxicación alcohólica califica de culpa temeraria pero nosotros estamos planteando una casuística tan detallada, eso ya lo hemos planteado. Cuando fueren más de una las víctimas fatales, esto ya está en el código actual, nosotros dentro de todo intentamos mantener las sistematicidad del código para que las reformas sean útiles pero que no modifiquen la sustancia. Cuando un conductor cruzare, bueno, con barreras bajas o en aquellos lugares donde no hay barreras, la indicación de detenerse, entonces, esos son los agravantes que nosotros incluimos para los casos de homicidio en la conducción de un automotor para que tenga una pena de 3 años y 6 meses. Como dije antes, ustedes saben las dos consecuencias prácticas más importantes, que son la pena de cumplimiento efectivo y luego el régimen de excarcelabilidad en el cumplimiento de la pena.

Respecto de las lesiones culposas, ahí es un poco donde todavía estamos ajustando los meses y años de plazo de pena para que tenga una coherencia interna nuestra propuesta. Esto lo mantenemos del mismo modo que actualmente marca nuestra legislación penal pero para los casos de lesiones graves y gravísimas, instauramos o proponemos un sistema similar al que relaté recién para el homicidio culposo con automotor agravado. Entonces, incluimos las mismas agravantes que mencioné recién para el homicidio las incluimos para los casos de lesiones graves y gravísimas. No las voy a repetir porque son las agravantes que acabo recién de mencionar. Eso hoy día no está contemplado en el texto del código actual.

Picadas proponemos derogar el artículo 193 porque nos parece que tiene que estar en otro título del código, lo incorporamos como artículo 208, mantenemos la misma redacción pero aumentamos un poco la mínima. Sigue siendo excarcelable pero tengan en cuanta que esto no es homicidio en picadas, eso ya lo vimos antes, sino que es simplemente que es quienes corren picadas.

Aquí nos basamos en la legislación española. Ustedes saben, en la última reforma que se produjo en España en materia penal, se crearon una serie de delitos que se llaman “delitos de peligro abstracto” o también de “desobediencia de la norma” porque simplemente es la creación de un peligro lo que constituye el tipo penal y no la generación de un daño. Daño material, físico, una lesión. La doctrina o jurisprudencia está llevando adelante un debate sobre… diría… la constitucionalidad de este tipo de delitos. Porque bueno, después en todo caso lo detallo más.

¿Cuáles son para nosotros los delitos que algunos, la mayoría, hoy en día constituyen infracción en la ley de tránsito pero que queremos trasladarlos a la materia penal? Quien conduce sin un registro habilitante, quien se niega a que se le realice una prueba de constatación de alcoholemia o de presencia de estupefacientes. Esto está previsto en la Ley de tránsito. Y por último, creamos un nuevo tipo penal. Antes se mencionaba la temeridad manifiesta. Con esto siempre hay dificultades con respecto a la prueba y sobre la apreciación que un tribunal puede realizar de una manera y otro de otra sobre cuando se conduce con temeridad manifiesta. Hay dos casos que están más o menos unánimemente contemplados tanto en la jurisprudencia como en la doctrina que es el exceso de velocidad y la condición por intoxicación alcohólica. Este artículo tiene esto: el tema de la discrecionalidad para la apreciación en sede judicial y que pusiere en concreto peligro la vida o la integridad de las personas. No sólo en España, en otros países también se aplica esta dinámica. Ahora, ¿Cuándo se pone en concreto en peligro o cuando no se pone en concreto en peligro, que es temeridad manifiesta, que no es temeridad manifiesta?, y disminuimos un poquito la escala en los casos en los que no hubo un peligro concreto sino simplemente abstracto.

Como les decía, esta es la primera presentación, es un borrador, un trabajo preliminar, Carlos me pidió que, asumiendo el mandato que nos dio el Ministros de hacer como una escala penal que otorgue una pena de cumplimiento efectivo y no excarcelable a los agravantes. Ese era nuestro eje central sobre el que debíamos trabajar. Después, nos parece que esto se enmarca en toda la tarea que lleva adelante la Agencia, nuestro eje central es la prevención pero la materia penal tiene dos efectos: uno, el efecto disuasorio de quien se atiene a la norma conociendo sus consecuencias y el otro, diríamos ya más en la fase punitiva, sancionatoria, respecto de la pena. Nosotros la semana siguiente vamos a enviarles el texto más pulido para que ustedes nos hagan llegar sus comentarios, tengo entendido que se van a realizar reuniones con los grupos para que podamos, después de que ustedes tengan tiempo para analizarlo y hacernos sus comentarios para que podamos reunirnos y ver punto por punto, para escuchar las propuestas. Nos parece que este proyecto que les presentamos hoy es superador de algunas de las diferencias que entendemos hubo en el seno de… tanto con el proyecto que actualmente tiene media sanción. Ustedes saben que si la Cámara de Senadores modifica el proyecto que viene con la media sanción, tiene que volver a la cámara de origen, y de nuevo tiene que volver a votarse en Diputados. El trámite parlamentario lo dice así. Supongo que ustedes lo saben pero no es tan sencillo modificar en la cámara de votación un proyecto. Puede ser o puede no serlo pero la consecuencia directa es que vuelve a la cámara de origen. Entonces, bueno, esta es nuestra propuesta. Nosotros vamos a recibir en los próximos días y semanas sus comentarios, nos vamos a reunir para ver el detalle y la letra. Hay un temita ahí de escalas que todavía estamos intentando resolver pero este proyecto recoge varias de las inquietudes que vimos viendo que hubo en el último tiempo”.

    
Se ha producido un error en este gadget.